en Scooter

Soy un defensor de la utilidad de las motos en general, y de los scooters en particular. Me parece que tienen grandes ventajas para el usuario, que ya he argumentado en otras entradas de este blog. Pero es que también aportan ventajas a los no usuarios, que son entre otras: Mayor fluidez del tráfico en las ciudades, mejor gestión del espacio (en el espacio que ocupan 3,5 coches en línea, aparcan 21 motos en batería) y menores emisiones contaminantes.

Los gobiernos de las grandes ciudades ven el uso de la moto como una solución que atenúa los problemas de movilidad y, en mayor o menor medida, incentivan su uso. Una de estas ciudades es Madrid.

La Ordenanza de Movilidad para la Ciudad de Madrid (art. 62), acuerdo pleno de 26 septiembre 2005 (BOCM Núm. 247 de 17 octubre 2005) establece algunos “privilegios” para el uso de motocicletas.

 

Circular en moto por Madrid

 

  • Se autoriza circular por el carril que inicialmente estaba reservado a los autobuses y los taxis.
  • Se autoriza circular por el último tramo del Bus – VAO (hasta Moncloa).
  • También está permitido circular con motos y ciclomotores por los barrios restringidos al tráfico como Las Letras, Las Cortes, Embajadores y la Puerta del Sol en los horarios permitidos.

 

Aparcar la moto en Madrid

 

Adicionalmente se establecen las siguientes condiciones para el estacionamiento de vehículos de dos ruedas (*), motocicletas y ciclomotores:

  • Las motos están exentas del pago del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER).
  • Estacionarán en los espacios específicamente reservados al efecto y si no los hubiera, siempre que esté permitido el estacionamiento, podrán estacionar en la calzada junto a la acera en forma oblicua a la misma y ocupando una anchura máxima de 1,30 metros, de forma que no se impida el acceso a otros vehículos o el paso de la acera a la calzada.
  • Cuando no sea posible lo anterior, no estuviera prohibido o existiera reserva de carga y descarga en la calzada, podrán estacionar en las aceras, andenes y paseos de más de 3 metros de ancho en las siguientes condiciones:
    • Paralelamente al bordillo, lo más próximo posible al mismo, a una distancia mínima de 0,50 m. cuando las aceras, andenes o paseos tengan una anchura superior a 3 m. e inferior a 6.
    • A más de 2 m. de los límites de un paso de peatones o de una parada de transporte público.
    • Entre los alcorques, si los hubiera, siempre y cuando el anclaje de los vehículos no se realice en los árboles y otros elementos vegetales.
    • En semibatería cuando la achura de las aceras, andenes o paseos sea superior a 6 m.
    • El acceso a las aceras, andenes y paseos se realizará con diligencia.
    • Únicamente se podrá utilizar la fuerza del motor para salvar el desnivel de la acera.

(*) Los estacionamientos de motocicletas y ciclomotores de más de dos ruedas se regirán por las normas generales de estacionamiento, de modo que las Piaggio MP3 o Yamaha Tricity según entiendo la ordenanza, sí pueden circular por el carril bus y por los barrios restringidos, pero no están autorizadas a aparcar sobre la acera ni los parkings para moto. En mi opinión ocupan el mismo espacio que cualquier otro scooter y no entiendo bien esa discriminación, aunque me imagino que los agentes hacen la vista gorda.

Desde BORA aplaudimos estás medidas, sobre todo las que permiten aparcar la moto en Madrid sobre las aceras, y cualquier otra que favorezca el uso de motos y scooters de dos o tres ruedas.

Y recuerda, si quieres usar tu moto aun en los días en los que la climatología resulta adversa, nuestra manta para moto te permite dejar de mojarte y pasar frío.

 

Si te parece útil esta información, ¡Comparte!

¡Muchas gracias!

Publicaciones anteriores